In: Notas de prensa, Noticias0

Lima, 20 mayo 2018. La Comisión Nacional Permanente de Lucha Antitabáquica (COLAT) saluda y respalda la decisión del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) de incrementar el Impuesto Selectivo al Consumo (ISC) a los productos de tabaco, así como a las bebidas alcohólicas, bebidas azucaradas y otros  por considerarlas medidas importantes y positivas para la salud pública.

COLAT, junto con otras organizaciones, preocupadas por la salud y bienestar de la población, vienen trabajando para lograr medidas eficaces que contribuyan a la reducción del consumo y la asequibilidad de los productos de tabaco, especialmente entre los más jóvenes.  De acuerdo al último estudio del Instituto de Efectividad Clínica y Sanitaria (IECS) y la Universidad Peruana Cayetano Heredia, como consecuencia del consumo de tabaco se produce  la pérdida de casi 17 mil de vidas anualmente,   de las cuales, 2277 son generadas  por  cáncer  de  pulmón y  casi  4000  por  enfermedad  pulmonar obstructiva crónica. Resulta preocupante, además, que el 25% de la población empiece a fumar entre los 8 y 11 años, según estudios de la  Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas (DEVIDA).

Para combatir esta epidemia, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda  que los gobiernos apliquen medidas eficaces para desincentivar  el consumo de cigarrillos, tales como el aumento de los impuestos. En Perú, resulta indispensable establecer un sistema de indexación que incremente de manera progresiva el ISC a los cigarrillos, a fin de mantener su impacto y efectividad en el tiempo, y reducir la asequibilidad y el consumo de tabaco.

De acuerdo a los últimos estudios de DEVIDA, el consumo de cigarrillos en escilares era de casu 13% en el 2012 y se redujo a cerca del 9% en el 2017, luego de un primer incremento del ISC. En esta misma línea, solo en el 2016 -luego de implementada la medida- el número de mujeres adultas que fumaban diariamente, se redujo en 8% y su consumo de cigarrillos disminuyó en promedio de 3 a 2 cigarrillos diarios.

Los costos directos  en salud vinculados al consumo de tabaco superan  los S/ 2 500 millones, equivalente al 0,4% del PBI. Sin embargo, los impuestos recaudados por  la venta de tabaco solo llegan a cubrir el 9% de este gasto,  convirtiendo al Perú en uno de los países con el porcentaje más bajo de recuperación en la región.

Respecto a las críticas por parte de algunos gremios empresariales, quienes advierten  el inminente aumento del contrabando, la caída en las ventas y el incremento de los productos falsificados, lo que corresponde es combatir este tipo de delitos fortaleciendo la fiscalización de las autoridades. Cabe señalar que entre el 2009  y  el 2016 la industria tabacalera aumentó sus precios en un  70%, sin que se aumentara el  ISC, por lo que dicho aumento no se reflejó en la recaudación tributaria.

Reiteramos nuestro apoyo  al actual Gobierno y pedimos a los poderes del Estado  seguir  trabajando a favor de la salud pública y desarrollo del país, lejos de  los intereses comerciales de industrias que, como consecuencia de la comercialización de sus productos,  aumenta significativamente la carga de muerte y enfermedad en la población, generando además un grave impacto en la economía y progreso del Perú.