In: Notas de prensa0

La medida ya debería haber sido adoptada hace casi cuatro años

(Río de Janeiro, 11 de agosto de 2017). El Supremo Tribunal Federal (STF) podrá realizar un juicio histórico el próximo 17 de agosto si se valida la prohibición de los aditivos de sabores y aromas en los cigarrillos, alineándose a las Supremas Cortes de Australia, Reino Unido, Francia, Colombia, Perú, Panamá, Uruguay y Argentina, que decidieron a favor de medidas de control del tabaquismo.

La organización ACT Promoción de la Salud espera que, además de reconocer la validez de la prohibición de aditivos en los cigarrillos y demás productos de tabaco, el STF también reconozca la capacidad y competencia de la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) para regular productos de tabaco.

Brasil fue un país pionero al prohibir los aditivos cigarrillos en 2012 por medio de la norma de ANVISA (RDC 14/2102) tras más de dos años de intensos debates, audiencias públicas, amplia participación de la sociedad civil y estudios del área técnica de esa agencia. Sin embargo, la norma no llegó a entrar en vigor por una limitación concedida por el STF a una acción interpuesta por la Confederación Nacional de la Industria. Desde entonces, se espera el juicio de esa acción.

Un nuevo informe de Johns Hopkins Bloomberg School of Public Health (JHSPH), publicado en junio, revela que los cigarrillos con sabor se venden a pocos metros de las escuelas, contribuyendo a un aumento en la venta de tabaco con sabor en la región de América Latina.

Los datos revelan que las marcas de tabaco con sabor se están vendiendo en el 85% de los comercios minoristas de tabaco relevados a menos de 250 metros de escuelas en Argentina, Brasil, Bolivia, Chile y Perú. Más del 74% de los cigarrillos con sabor observados en la investigación tenían sabor a menta y mentol – un aditivo que hace que los cigarrillos aún más adictivos. Otros sabores incluyeron cereza, daiquiri, mojito, frutas, alcohol y especias.

En Río de Janeiro, se observaron 86 áreas escolares y se identificaron 205 puntos de venta que vendían cigarrillos, dentro de un radio de 175 metros de las escuelas. Los cigarrillos mentolados y otros sabores se identificaron en el 80% de los lugares investigados. En estos locales, los productos estaban exhibidos en el 99,4% de las veces y en el 52,4% se observó también publicidad de cigarrillos mentolados y otros sabores. En el 45,7% de los locales la propaganda y el producto exhibido podían ser vistos desde fuera del establecimiento.

“Es la tercera vez que este juicio se ha retrasado desde 2013. Esperamos que el 17 de agosto, el Supremo Tribunal defienda nuestra Constitución en lo que se refiere a los derechos fundamentales, ya que la salud es uno de ellos. La cuestión de los aditivos es aún más crítica cuando se sabe que el 90% de los fumadores empiezan a fumar antes de los 19 años, y el 55% de los jóvenes prefieren los cigarros con sabores”, explica Paula Johns, directora ejecutiva de ACT Promoción de la Salud.

ACT lanzó en junio la campaña online #SaborQueMata, junto a otros países de América Latina. La campaña tiene un sitio web y una petición online, para que los ministros del STF prohíban los aditivos. La petición de Brasil ya cuenta con más de 46 mil firmas. La campaña incluye, además, el último testimonio de la médica Verónica Hughes, que falleció de cáncer de pulmón como consecuencia del tabaquismo poco después. En el video, ella cuenta que se volvió dependiente de los cigarrillos en la adolescencia, fumando cigarrillos mentolados para conquistar el primer novio. La campaña está disponible en www.saborquemata.org

LA CUESTIÓN DE LOS ADITIVOS

Los datos obtenidos por medio de la Ley de Acceso a la Información muestran que la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (ANVISA) viene recibiendo cada vez más solicitudes de registro de marcas de cigarrillos con sabores y, entre los años 2012 y 2016, los registros de esos productos tuvieron un aumento del 1.900%.

Entre 2007 y 2010, el número de marcas con sabor prácticamente se duplicó, representando el 22% de los cigarrillos a la venta en 2010, mientras que en 2007 ese número era del 10%. En el año 2010 se registraron 45 marcas de cigarrillos con sabor, y 60 en 2011. En los años 2012 y 2013, período en que la ANVISA abrió consulta pública para prohibir el uso de aditivos en productos de tabaco y aprobó la norma correspondiente, hubo una reducción del registro de cigarrillos con sabor: 4 y 5, respectivamente.

Así, como a partir de 2013 la acción en el STF quedó paralizada, la industria del tabaco pudo dar continuidad a su estrategia de negocio para expandir el comercio de cigarrillos con sabores, como evidencian los datos de 2014, cuando 67 marcas con saborizantes fueron registradas en la ANVISA, 87 marcas en 2015, y 80 en 2016.

La prohibición de los aditivos en los cigarrillos sigue las directrices de la Convención Marco para el Control del Tabaco, primer tratado internacional de salud pública promovido por la Organización Mundial de la Salud. De acuerdo a este Convenio, los países deben adoptar e implementar políticas que prohíban el uso de todos los aditivos de sabores y aromas en los productos de tabaco, prohibir el uso de empaquetado y etiquetados engañosos, prohibir todas las formas de publicidad directa e indirecta, promoción y patrocinio, incluidos los displays de los productos en los puntos de venta.

 

LA PROHIBICIÓN DE LOS ADITIVOS EN EL MUNDO

Otros países ya regularon el uso de aditivos en productos de tabaco, como:

  • Canadá, desde 2010, a través de la ley federal, denominada “Tobacco Act”[1], prohíbe el uso de aditivos de sabor en algunos productos de tabaco, con excepción del mentol. Siete provincias[2] tienen ley propia para prohibir el mentol. En 2016, el gobierno federal de Canadá abrió una consulta pública propuesta para prohibir el uso de mentol en productos de tabaco[3], proceso que aún no ha sido cerrado.
  • La Unión Europea, en 2014, aprobó una Directiva[4] sobre Productos Derivados del Tabaco, para que los países miembros adopten las siguientes medidas[5]: a) prohibición de sabores (excepto menta), incluyendo cápsulas de sabores, en los cigarrillos industrializados y en los enrollados a mano a partir del 20 de mayo de 2016; y b) prohibición de los cigarrillos mentolados a partir del 20 de mayo de 2020.

• Turquía: En 2015, la “Tobacco and Alcohol Market Regulation Agency” (agencia reguladora del mercado de tabaco y alcohol), emitió una decisión de aplicar la prohibición del uso del mentol como aditivo en cigarrillos industrializados y cigarrillos

[1] http://www.tobaccocontrollaws.org/files/live/Canada/Canada%20-%20Tobacco%20Act%20-%20national.pdf

http://www.theglobeandmail.com/news/national/health-canada-cracks-down-on-flavoured-tobacco/article20852162/

[2]  Nova Scotia (Maio, 2015), Alberta (Setembro, 2015), New Brunswick (Janeiro, 2016), Quebec (Agosto, 2016), Ontario (Janeiro, 2017), Prince Edward Island (Maio, 2017), Newfoundland and Labrador (Julho, 2017).

[3] https://www.canada.ca/en/health-canada/programs/fall-2016-consultation-amendments-tobacco-act-ban-menthol.html?_ga=1.62075244.1773245234.1479019330&wbdisable=true

[4] https://europa.eu/european-union/eu-law/legal-acts_pt “Uma «diretiva» é um ato legislativo que fixa um objetivo geral que todos os países da UE devem alcançar. Contudo, cabe a cada país elaborar a sua própria legislação para dar cumprimento a esse objetivo.”

[5] http://www.tobaccocontrollaws.org/files/live/European%20Union/European%20Union%20-%20TPD%202014%20-%20national.pdf