In: Aparición en medios0

Publicado originalmente en el diario Correo

El ciudadano Juan Espinoza no enfrenta problemas económicos, tampoco profundas decepciones o cuadros agudos de estrés; pero ha decidido poner en riesgo su vida. Pese a que lo sabe, fuma cada día entre 8 y 10 cajetillas de cigarrillos, a manera de “distracción”.

“Es mi ‘vacilón’. Sé que es peligroso, pero es lo mío. Al final, de algo hay que morir, ¿no?”. Lamentablemente, son miles los peruanos que piensan como él, y que perderán la vida por un enemigo al cual decidieron albergar como un amigo inseparable, pero que los matará de la manera más dolorosa posible.

Asesino masivo

Pese a que existe información detallada sobre los terribles daños del tabaquismo, el Ministerio de Salud (Minsa) precisa que al menos 16 mil peruanos mueren cada año -44 personas cada día- por el consumo de cigarrillos. Las cifras del Minsa revelan que los peruanos se inician en esta práctica al promediar los 18 años de edad.
El Minsa informó que el 58.3% de los consumidores está en Lima Metropolitana, mientras que el 41.7% en provincias. “Es un gran problema de salud pública. No solo es afectado el propio fumador, sino los denominados fumadores pasivos, la ciudadanía en general”, dijo a Correo Alexandro Saco, director de Promoción de la Salud del Minsa.

El tabaquismo es una problemática asociada al consumo de cigarrillos tradicionales, pero también al uso de los nuevos cigarrillos electrónicos o “vapeadores”, que se venden como una alternativa más saludable.

Sin embargo, para nada lo es. “Son muy tóxicos, sobre todo los que vaporizan la nicotina líquida saborizada”, alerta.

Mujeres en peligro

El oncólogo Edgar Amorín, miembro de la Liga Contra el Cáncer, señaló que el 67% de los peruanos que desarrollan cáncer de pulmón son fumadores. En tanto, el 33% restante de los casos se produce por la inhalación de pesticidas, humos de chimenea, actividad minera, entre otros.
Asimismo, manifestó que el tabaquismo está golpeando más duro a las mujeres. “En los últimos 10 años, el consumo ha bajado en hombres, pero aumentó en un 25% aproximadamente en las mujeres, que empezaron a fumar por su mayor autonomía, por su manejo económico, equidad de derechos, entre otros factores”, explicó a este diario.

Amorín señaló que las féminas también están afectadas por los cigarrillos electrónicos, que fueron introducidos y vendidos como una “transición” para dejar de fumar. “Son cancerígenos, claro que sí”, señaló.

El Minsa precisó que el 80% de los casos de cáncer de pulmón se detecta en los estadios 3 o 4, muy avanzados.

Legislación

La presidenta de la Comisión Nacional Permanente de Lucha Antitabáquica (COLAT), Flavia Radovic, dijo a Correo que para controlar el avance del tabaquismo se debe actualizar la Ley General para la Prevención y Control de los Riesgos del Consumo del Tabaco (Ley N° 28705).
“Hay que apostar por el etiquetado neutro -empaques blanco en su totalidad- en las cajetillas de cigarrillos, a fin que no sean atractivos, y otras restricciones publicitarias. El Minsa debe modificar la ley, porque nos quedamos rezagados frente a las acciones tomadas en el mundo”, señaló.

Al respecto, Saco precisó que el Ministerio de Salud ya trabaja en la actualización de la norma, justamente sobre los puntos señalados por la presidenta de COLAT.

Además, reveló que su sector ya tiene listo el proyecto que prohibirá la importación y venta de los cigarrillos electrónicos, cuyo consumo se disparó en los últimos años. “La terminamos el viernes y el lunes 23 la enviaremos a la ministra (Zulema Tomás) para que le dé su visto bueno y disponga cuándo será enviada al Congreso”, dijo.